Casa de comidas "Cherpi"

El bar "Cherpi" fue fundado en 1952 por Daniel Espert y Emilia Estany.

 

En seguida empezaron a cocinar platos del día y a servir tapas y conservas.

 

En poco tiempo se convirtió en un referente del barrio del "vermut" dominical y llegó a poner mesas en toda la acera de la calle Moragas desde la propia esquina del Pasaje Maluquer hasta la calle Balmes.
Tampoco tardó mucho años en convertirse en lo que ahora es el bar "Cherpi": una casa de comidas.
La filosofía "casa de comidas" se basa en la honestidad de lo que se puede hacer en una cocina pequeña para servir a un buen precio: comida casera, de mercado y con recetas de la propia tradición familiar, con especial énfasis en los guisos y en los platos más elaborados.
La idea es servir los platos "de toda la vida", aunque sean entretenidos de cocinar, a un precio muy atractivo.
Todo lo que se cocina en el "Cherpi" tiene una razón de ser:
Cocina mediterránea y de mercado: arroces, vegetales y hortalizas comprados en el mercado.
Cocina casera catalana: recetas de tradición familiar o catalana que requieren una elaboración entretenida y, sobre todo, paciencia.
El honestidad de saber lo que se puede hacer y lo que no lo reflejan con su carta oral cantada por la propia cocinera en el mostrador de la cocina y delante de los platos ya cocinados y expuestos.
El relevo de los fundadores lo tomaron sus hijos, Rosa y Josep y, ahora, son los nietos los que llevan el "Cherpi".
Tras los fogones está la nieta, Rosa, apoyada por Carles, que ya lleva más de 10 años en la casa. El nieto, Cisco (Siscu), se ocupa de la barra y de la sala con la ayuda de camareros que han ido pasando por el "Cherpi" y, sobre todo, de Balbino, que lleva casi treinta años en la casa y que es todo un referente en el barrio.

1.952

 

RESERVES

 

  

 93 417 3077